Rapero el QBA, señalado por el asesinato de tres estudiantes de cine del CAAV

El rapero QBA habría disuelto en ácido a los 3 estudiantes de cine

Por: Sergio Hernández / Foto principal: Tres estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá, Jalisco

24 de abril de 2018.- El rapero conocido como QBA fue detenido por la Fiscalía de Jalisco al ser presuntamente partícipe del secuestro, asesinato y dilución en ácido de los cuerpos de los tres estudiantes de cine que desaparecieron el 19 de marzo en Tonalá, a las afueras de Guadalajara.

El QBA se llama Christian Omar, tiene un canal de YouTube con 67 videos, lo siguen 121 mil personas y su video más famoso es el de la canción “No me arrepiento”, con 782 mil 500 reproducciones.

Según la Fiscalía, el rapero confesó haber colaborado en el triple homicidio de los estudiantes de la Universidad de Artes Digitales, disolviendo sus cadáveres en Ácido Clorhídrico.

Este fin de semana el QBA tenía un concierto en Tijuana en el Rap Fest 664 del que era el invitado principal.

Otra de las personas que habrían participado con el QBA en el asesinato de los estudiantes, según la Fiscalía, fue un joven de nombre Gerardo, aunque las autoridades mencionan que en total habrían sido al menos 8 los involucrados en estos actos.

Los tres estudiantes tenían por nombre Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz García y Marco García Ávalos.

A través de un video en el que presentaron una reconstrucción de hechos, la Fiscalía dio una rueda de prensa en Casa Jalisco donde detalló que el crimen está relacionado con una presunta lucha entre cárteles antagónicos, aunque explicaron, los estudiantes no tenían vínculos con el crimen organizado.

El 19 de marzo los tres estudiantes fueron a filmar a una casa para hacer una tarea, finca que fue facilitada por la tía de uno de ellos.

De acuerdo con la versión dada a conocer por las autoridades, la casa en la que los jóvenes filmaban sus tareas escolares era una casa de seguridad utilizada por un grupo rival del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Al salir de la vivienda, los estudiantes fueron seguidos hasta que los interceptaron en el Nuevo Periférico, en territorio del municipio de Tonalá. Con la sospecha de que eran criminales, fueron llevados por un grupo de sujetos a una casa de seguridad para torturarlos.

Después los mataron y llevaron a otra casa en la que había ácido en cantidades industriales para disolver sus cuerpos.

Por el probable homicidio de los tres jóvenes estudiantes de cine, el QBA y Gerardo “N” fueron enviados a prisión preventiva por dos años. Pero ellos no fueron los únicos responsables, pues aún hay seis personas prófugas que estuvieron implicadas en el crimen.

Según el fiscal Raúl Sánchez Jiménez, los indicios recabados “son múltiples, graves, concordantes y unívocos”, aunque las investigaciones aún no han sido concluidas.

“Estamos trabajando con la misma intensidad, con responsabilidad y con empeño para que salga a la luz toda la verdad sobre estos lamentables hechos”, dijo el fiscal la tarde de este lunes en la rueda de prensa.

La Fiscalía tomó la decisión de informar sobre el asesinato de los jóvenes luego de una investigación basada en “análisis, redes de vínculos, operativos exhaustivos, intercambio de información y más de 400 entrevistas”, el cateo de 15 fincas y el aseguramiento de 6 vehículos.

Etiquetasdesaparecidos