Mariguana debe ser legal para consumo personal: Raúl Elizalde, padre de Grace

Por: Jorge Covarrubias (@vivalitos)

La mariguana debe autorizarse hasta para el “consumo personal” y no sólo con fines medicinales, dice convencido Raúl Elizalde, padre de Graciela, la niña regiomontana de ocho años de edad que obtuvo el permiso de ingerir aceite de cannabidiol (CBD) para tratarse el Síndrome de Lennox-Gastaut, una forma de epilepsia infantil que se caracteriza por convulsiones muy frecuentes y diversas.

“Uso medicinal y yo en la particular para el uso personal, me gusta decir personal porque recreativo es para recrearse y divertirse, y no es esa la intención. Hay mucha gente que la usa porque va a dormir mejor, porque se siente mejor, por cualquier cuestión, por eso digo que es uso personal”.

Elizalde resalta que el tema de la legalización es delicado y a muchos políticos les da miedo adentrarse en él, pero es necesario porque hay usuarios a los que se criminaliza como delincuentes cuando no lo son.

“En todos los delitos hay un tercero afectado, el que tu me digas, menos en el consumo de la marihuana. Venderla sí es un delito, pero el consumirla, el traer más de ocho gramos para tu consumo personal qué delito es, a quién le haces daño, no hay un tercero afectado”, exclama.

Cultivo de mariguana en Oregón, Estados Unidos.

Cultivo de mariguana en Oregón, Estados Unidos.

Mientras el padre de Grace ofrecía una entrevista al reportero, los estados de California, Arizona, Nevada, Massachusetts y Maine en Estados Unidos se preparaban para someter este martes a referéndum la legalización de la marihuana con fines recreativos.

Elizalde recordó la iniciativa de ley norteamericana, y considera que esa es la ruta que deben perseguir las autoridades mexicanas para abatir la delincuencia.

“El problema es que aquí queremos atacar un problema de salud pública con armas, pero no enfocamos nada a la prevención de jóvenes y enfocamos todo a las armas y a las balas. Como vas a atacar un problema de salud con cárcel y con balas”, señala.

El jueves 3 de noviembre el padre de Grace visitó la ciudad para participar en una conferencia informativa sobre el cannabis medicinal a invitación del colectivo 4:20 Guadalajara que impulsa la legalización de la marihuana para consumo recreativo. No es la primera vez que Elizalde viene a Guadalajara, pero sí la primera en la que brinda una charla a decenas de padres interesados en tener acceso al CBD para combatir las epilepsias y otros trastornos que afectan la salud de sus hijos.

Semanas antes estuvo en contacto vía telefónica con Erika Sevilla Martínez, la madre de Monserrath Gómez Sevilla, quien padece el Síndrome de West y aspira a convertirse en la primera niña jalisciense en obtener el fármaco para paliar las convulsiones que la sacuden a diario.

Raúl Elizalde durante la conferencia en la Universidad Enrique Díaz de León.

Raúl Elizalde durante la conferencia en la Universidad Enrique Díaz de León.

Acordaron la fecha y el lugar para su visita: el 3 de noviembre en el Foro Universitario de la Universidad Enrique Díaz de León que cedió sus instalaciones para un amplio panel en el que también participaron los expertos en neurología Miguel Ángel Macías Islas (miembro del Sistema Nacional de Investigadores) y Maureen Priestley (directora de la organización no gubernamental Pasos Adelante), así como el presidente del PRD en Jalisco, Raúl Vargas López, y el ex diputado de ese mismo partido, Enrique Velázquez González, quien durante su periodo como legislador presentó –sin mucho éxito– una iniciativa para la legalización de la marihuana con fines recreativos y medicinales.

Elizalde comenta al reportero que él acude a donde lo inviten, sólo pide a cambio que se reúna a un determinado número de padres para que lo escuchen. Dice que a lo largo de un año, justo después de que un juez de distrito autorizó el consumo del cannabidiol para su hija, habrá dialogado con más de mil familias que también desean obtener el fármaco.

“Es una oportunidad para transmitir lo que hemos vivido como padres, muchos estábamos desesperados, los pacientes con epilepsia refractaria y creo que es una muy buena oportunidad para quitar los mitos de la cannabis medicinal que existe y lo mejor que en estas pláticas nos han acompañado médicos que eso es lo principal”, precisa.

Raúl Elizalde y su hija Graciela.

Raúl Elizalde y su hija Graciela.

El triunfo en los juzgados para obtener el CBD le dio un giro de 180 grados a la vida de la familia Elizalde. De ser un simple importador de productos electrónicos en su natal Monterrey, Raúl se convirtió repentinamente en un activista impulsor del uso medicinal de la marihuana, y en el foco de atención de cientos de medios de comunicación locales, nacionales e internacionales.

Ahora reparte su tiempo entre el trabajo de la empresa que dirige, las solicitudes de entrevista, los viajes a distintas ciudades para encontrarse con padres de familia que buscan el aceite de cannabidiol, y las actividades propias de la Fundación Por Grace Por Todos, la cual surgió en medio de una campaña de apoyo para que su hija obtuviera el CBD de manera legal.

Grace tomó en octubre del 2015 su primera dosis oral de CBD producido por la farmacéutica norteamericana Charlotte's Web Botanicals y gradualmente comenzaron a disminuir sus convulsiones. Elizalde recuerda que antes habían probado con casi una veintena de medicamentos anticonvulsivos e incluso sometieron a su hija a una callosotomía, cuya cirugía consiste en separar los hemisferios del cerebro para que no se extienda una crisis epiléptica, pero nada fue tan efectivo como el CBD.

Sin embargo advierte que aún cuando el CBD ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de enfermedades epilépticas no es la “varita mágica” para cualquier persona.

“Nosotros queremos ver a nuestros hijos que sean niños regulares, y esa es la realidad, a mí me gustaría o es mi sueño que Grace pudiera caminar, hablar, y jugar, brincar, ese es mi sueño, pero eso es imposible porque Grace tiene una lesión cerebral; la realidad es que el cannabis le va a ayudar a tener una mejor calidad de vida, pero no es una varita mágica que le va a curar de manera milagrosa la enfermedad que tiene mi hija. Mi hija sigue siendo epiléptica y una epiléptica refractaria en una grado muy fuerte, pero hoy en día gracias a los productos de cannabis está controlada. Grace dejó de sufrir tanto y eso nos hace felices, eso es lo importante de estos tratamientos”, comenta.

CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DE LA MARIHUANA EN MEDELLÍN

Regulación o mercado negro

Elizalde considera que si el Estado Mexicano se rehúsa a regularizar el uso de marihuana con fines medicinales, podría gestarse un mercado negro que llene el hueco de necesidades familiares.

“Los padres necesitan una solución y sus hijos están sufriendo, ¿Qué va a pasar? Van a ir al mercado negro donde no existe una regulación, van a ir a comprar productos que no saben de donde vienen, que no saben que propiedades tengan, que no saben si están contaminados o no, irán a lugares donde no hay una regulación por su desesperación”, advierte.

Menciona que conoció a personas que elaboraron medicamentos caseros a partir de la cannabis con buenos resultados, sin embargo asevera que no es lo ideal, porque no existe una supervisión médica.

En contra de lo que han difundido algunos medios de comunicación, Elizalde subraya que el permiso para que Grace pudiera acceder al CBD provino del juez tercero de distrito con sede en la Ciudad de México, y no de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) porque consideró que la salud de Grace es primordial.

La familia de Grace.

La familia de Grace.

Sin embargo precisa que aún cuando el amparo resultó favorable a su hija, no fue tan amplio como lo esperaban y por ello presentaron un recurso de apelación que podría resolver el máximo órgano de justicia del país. Una de las demandas es que se declare inconstitucional el artículo 245 de la Ley General de Salud porque señala que la cannabis no tiene efectos terapéuticos.

“Ahorita la Cofepris (Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios) está dando permisos para productos con cannabidiol puro, pero hay gente que va a necesitar THC, y ese producto no está disponible. Tenemos que cambiar la ley para que estén disponibles todos los productos, no nada más los que funcionan a niños con epilepsia”, refiere Elizalde.

El padre de Grace añade que por el momento su prioridad es crecer la fundación que lleva el nombre de su hija para que los productos sean más baratos, pues un frasco de CBD cuesta alrededor de 450 dólares, y es necesario hacerlos más asequibles a la población. Dice que otro de los propósitos de la asociación es impulsar los protocolos de investigación, pues el mercado mexicano tiene bastante potencial para convertirse en líder de producción de la cannabis medicinal.

Al finalizar la conferencia la madre de Monserrath recibió de manos de Elizalde un bono de la fundación Por Grace Por Todos para obtener el CBD una vez que reciba la autorización de la Cofepris.

Jorge Covarrubias