Líder sindical de Hospitales Civiles quiere reelegirse, denuncian trabajadores

Unos cien trabajadores del Antiguo Hospital Civil Fray Antonio Alcalde protestaron el viernes pasado para inconformarse porque el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de los Hospitales Civiles de Guadalajara (SUTHCG) Juan José Hernández Rodríguez, —a quien le llaman “El Choco”— presuntamente busca reelegirse otros cuatro años más al frente del gremio.

Cerca de las 13:00 horas, el grupo de empleados inconformes hizo un plantón en la explanada que se encuentra frente a la Torre de Especialidades, y posteriormente hicieron un recorrido por el interior de uno de los pasillos del hospital hasta salir al jardín botánico que se encuentra en el exterior del inmueble.

Durante la breve caminata lanzaron consignas en contra del líder sindical y pidieron a los trabajadores que se sumaran a la protesta, la cual grabaron con sus teléfonos celulares.

Trabajadores de los HCG protestan por el presunto intento de reelección de su líder sindical. Foto: Especial.

Al salir del Hospital Civil, caminaron unos metros para dirigirse a las oficinas de Hernández Rodríguez  donde ya los esperaba un grupo de trabajadores que está comisionado al sindicato. Pidieron que ‘El Choco’ saliera a dar explicaciones, pero éste se encerró y no salió del lugar.

Los empleados del sindicato tampoco permitieron que el grupo disidente ingresara a las oficinas. Resguardaron las instalaciones y el secretario del interior del sindicato, Luis Felipe Gabino Alvarado, les recogió un pliego petitorio que los inconformes pretendían entregar al líder sindical.

Los quejosos manifiestan que Hernández Rodríguez pretenden convocar este lunes 29 de octubre a una asamblea para modificar los estatutos que le permitan extender su periodo al frente del sindicato por lo menos dos años más.

De acuerdo con Ricardo Gutiérrez Castañeda, representante del grupo de inconformes, “El Choco” nombrará a los 330 delegados del sindicato que a su vez votarán por él para que siga al frente del gremio.

Dicen que, por estatutos, la elección de los delegados tiene que ser abierta a todos los trabajadores sindicalizados que actualmente son más de seis mil, sin embargo, el líder sindical decidió que sólo fueran 330.

Una de las salas del HCG. Foto: Archivo UdG.

El pasado martes 23 de octubre el SUTHCG publicó la convocatoria en el diario Mural para llevar a cabo la asamblea de este lunes en la cual se elegirán a los delegados.

En total, se convocó a 201 trabajadores que participarán en la asamblea ordinaria, sin embargo, el grupo disidente desconoce de quienes se trata, pues el sindicato omitió sus nombres (para proteger sus datos personales) y los inscribió con su Registro Único Digital, el cual contiene la información de su número de empleado y el área a la que pertenecen.

Uno de los puntos a tratar es la modificación de los estatutos para “afinar los procesos electorales del comité ejecutivo y delegados o representantes”, así como actualizarse a las “reformas laborales”.

La misma convocatoria asegura que están apegados a la normatividad que establece el reglamento del sindicato.

No obstante, el grupo de trabajadores disidentes presentó un recurso de impugnación y declaración de nulidad absoluta de la convocatoria a la asamblea, ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje en el Estado de Jalisco, pues consideran que no fue realizada en los términos legales y que atropella los derechos sindicales.

“No nos dejan manifestarnos, expulsan a la gente, toman fotografías, te amenazan, están yendo a tu lugar a revisarte, te levantan actas, te aplican la Ley de Responsabilidad Administrativa para Servidores Públicos, o sea, están buscando un piecito para molestar al trabajador”, dijo una de las inconformes.

Incluso en la convocatoria se advierte a los trabajadores enlistados que, en caso de no asistir, se les sancionará con la suspensión de sus derechos sindicales.

Instalaciones del STAUDG donde se efectuará la asamblea del SUTHCG. Foto: Especial.

 

Aquí voy a vivir toda mi vida

El secretario general del SUTHCG, Juan José Hernández Rodríguez, negó las acusaciones que le imputa el grupo de trabajadores disidentes, y dijo que no salió a recibirlos porque no pidieron hablar con él. También responsabilizó a Ricardo Gutiérrez Castañeda, de orquestar una campaña de “odio” y “violencia” en su contra.

Comentó que tiene en su poder algunos audios que comprueban cómo Gutiérrez Castañeda incitaba a sus compañeros a ejercer actos violentos. Dijo que el sindicato nació en 1975 y desde esa fecha no se han modificado los estatutos, por lo que ya es necesario actualizarlos conforme a las reformas que ha emprendido el Gobierno Federal en materia laboral.

Una de las quejas del grupo disidente es que “El Choco”, no rinde cuentas de las aportaciones que hacen los trabajadores al sindicato, pero éste aseguró que el recurso es transparentado en su totalidad. Dijo por ejemplo, que en el 2016 en el día del trabajador se sortearon pantallas de televisión, iPads, y un automóvil que se llevó el Dr. Miguel Ángel Polanco Preza.

“Me voy a someter al escrutinio, a la rendición de cuentas, hoy no podemos ser oscuros, hoy lo que necesita la comunidad es saber en dónde está el recurso, hoy la asamblea es para eso, en donde está el recurso”, aseguró.

Juan José Hernández Rodríguez, líder del Sindicato Único de los Hospitales Civiles de Guadalajara. Foto: Especial

Hernández Rodríguez manifestó que entre el grupo de trabajadores disidentes está un ex tesorero de dos administraciones anteriores, quien nunca transparentó las cuotas sindicales.

“Ellos nunca entregaron dos carros, ellos nunca entregaron 50 pantallas, nunca entregaron 20 iPads, ¿dónde está ese recurso?”, alegó en su defensa.

“El Choco” dijo que los estatutos del sindicato no le permiten reelegirse, pero cuando se le preguntó si pensaba retirarse al término de su periodo —el cual se acaba en diciembre— matizó su respuesta.

“Yo creo que eso, esperaré el tiempo para decidirlo, no me gustaría hablar, dicen que nunca digas de esta agua no beberé, me voy a esperar a ver qué pasa, soy muy sensible de lo que la gente quiera, soy un trabajador de base, aquí voy a vivir toda mi vida, lo menos que quiero vivir es con el odio de la gente. Habrá algunas personas inconformes, yo no tengo enemigos, son adversarios políticos que tienen el interés de regresar a hacer sus andadas, lo voy a decir tal cual”, agregó.

Aunque el sindicato tiene sus propias instalaciones y un auditorio, la asamblea ordinaria está programada para celebrarse en la Avenida Parres Arias 555 donde se encuentran las oficinas del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara.

Los inconformes resaltan que el cambio de sede enturbia la asamblea, pues el sindicato se había mantenido distante de los intereses de Raúl Padilla López, el ex rector de la Universidad de Guadalajara, a quien se le atribuye un cacicazgo de más de dos décadas en la casa de estudios.

Jorge Covarrubias